Según la CAT uno de cada cinco trabajadores de hoteles y restaurantes quedó desempleado durante el 2020

La Cámara Argentina de Turismo difundió las estadísticas acerca de los rubros más afectados durante el 2020.

En 2020 se perdieron 202 mil empleos, lo que equivale a un 3,4% en el universo de 5,8 millones de trabajadores registrados en el sector privado, según los datos del Ministerio de Trabajo. La destrucción de los últimos años, sumado a una pandemia, retrotrae el número de puestos a los del 2010. En 30 meses se perdió el crecimiento de los anteriores 90.

Sin embargo, la crisis del 2020 no golpeó por igual a todos los sectores. La pandemia del coronavirus obligó, entre otros imperativos, a frenar la circulación de personas entre países del mundo entero. Así, los hoteles y los restaurantes fueron los más afectados: de los 268 mil trabajadores que se registraron en diciembre de 2019, 52 mil perdieron el empleo. El sector perdió un 19,5% de sus puestos de trabajo, lo que equivale a un puesto menos de cada cinco. En el sector temen que nuevas restricciones sanitarias empeoren la delicada situación y hay quejas por la dificultades para acceder a la asistencia estatal en los primeros meses del año.

Dentro del rubro, la pérdida fue mayor entre las empresas de alojamiento, según un informe del Centro de Estudios para la Producción, dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo. Allí, se establece que desde el inicio de la pandemia, tres de cada cuatro trabajadores de empresas de alojamiento perdieron el trabajo, mientras que en los restaurantes la caída fue menor.

El programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), la principal herramienta que dispuso el gobierno para asistir al sector privado durante la pandemia, se cortó en diciembre del año pasado y se lo intentó suplantar con el REPRO II, pero en el sector hay quejas: "La ayuda con el ATP fue espectacular, el problema es que se frenó en diciembre. El ATP había alcanzado a casi 20 mil empresas del sector, pero el REPRO II solo llegó a casi 4 mil empresas, o sea solo un 20%. Venimos de 9 meses de actividad turística prohibida y en ese escenario se aumentó el control al acceso a la asistencia, cuando la situación pedía mayor flexibilidad", explicó Aldo Elías, presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT) a A24.com.

De hecho, si bien se redujo mucho el número de trabajadores alcanzados por el beneficio en los últimos tres meses, dos rubros mantuvieron el nivel de asistencia. Se trató de servicios de salud y, justamente, hoteles y restaurantes. En abril y mayo, cerca de un 75% de los trabajadores registrados del rubro hotelero gastronómico habían recibido su medio sueldo por parte de fondos del Gobierno Nacional. En la última ronda de pagos, esa cifra se redujo a un 60%. La merma es significativa, pero no hay que perder de vista el parate casi total que se registraron en otros rubros, como la construcción.

Otra herramienta del Gobierno para asistir al rubro de hoteles y restaurantes fue Previaje, que fue bien recibida por el sector: "Previaje funcionó muy bien y ya está confirmado que va a ser vuelto a utilizar, solo queda definir en qué momento del año", sostuvo Elías.

Sobre los meses que vienen, el dirigente avisó: "Si hay una actividad que no puede volver a parar es el turismo. Cuando prohibieron el turismo, los contagios estaban solo en el AMBA. Ahora hay circulación comunitaria en todo el país, y eso pasó con el turismo prohibido. Necesitamos previsibilidad y confianza. No se puede trabajar cuando todos los días hay un comentario diferente sobre restricciones de distintas actividades. Eso no puede seguir existiendo, la incertidumbre le hace mal al sector."

Los otros rubros que más sufrieron el pandémico 2020 fueron la construcción y la explotación de minas y canteras. En el primero, se perdieron 15,6% de los puestos de trabajo, que equivalen a 62 mil puestos menos. En el segundo, la destrucción fue del 7,6%, que significaron 6.500 empleos menos.

El comercio, rubro que registra mayor número de puestos de trabajo, perdió un 2,2% del empleo. Ese porcentaje equivale a 25 mil asalariados desempleados. El transporte perdió 21 mil puestos y la enseñanza privada, otros 17 mil puestos.

Sin embargo, no todos los rubros perdieron: cuatro registraron aumentos respecto de diciembre de 2019. La pesca, el sector que emplea a menos personas, creció un 2%.

La industria y la actividad inmobiliarias, dos de las ramas más grandes del sector privado, registraron un crecimiento del 0,7% y el 0,5%, respectivamente.

Por último, los servicios sociales y de la salud registraron 0,4% más puestos que hace un año atrás.

Fuente: A24 (Por Ignacio Ferreiro)

Contenido Relacionado